Connect with us

CULTURA

Carolina Sanín: Infobae publica gratis en México su libro cancelado

Tu cruz en el cielo desierto” iba a ser editado por la editorial mexicana Almadía pero, a último momento, anularon el contrato tras los “cuestionamientos a la política identitaria” por parte de la colombiana, Sin embargo la novela no toca el tema sino que narra los avatares de un amor virtual.

‘Mi espacio íntimo’, dicen las personas. Durante tres meses yo estuve masturbándome con letras que me mandaban del otro lado de la Tierra. ¿Qué puedo decir sobre el ‘espacio íntimo’?”, escribe la autora colombiana Carolina Sanín en Tu cruz en el cielo desierto. A fines del año pasado esta, su última novela, iba a ser publicada en México por la editorial Almadía pero, a último momento, el sello anuló el contrato a raíz de los “cuestionamientos a la política identitaria” por parte de la autora, acusada de TERF (feminista radical trans-excluyente por sus siglas en inglés).

[”Tu cruz en el cielo desierto” puede descargarse gratis desde México a través de Bajalibros clickeando acá]

Esta cancelación -término que, en especial en los últimos meses, ha ido ganando terreno en el universo literario con controversiales ejemplos como la reescritura de los libros infantiles de Roald Dahl o las novelas de James Bond, a fin de suprimir todo lenguaje que pueda ser considerado ofensivo- generó un intenso debate que, sin embargo, al igual que la relación amorosa que tracciona la trama de la novela en cuestión, sucede solo en el intangible mundo de las redes y la virtualidad.

Pero la inmaterialidad, a veces, no alcanza. En Tu cruz en el cielo desierto -que fuera de México puede conseguirse en las respectivas editoriales que la publican, como la argentina Blatt & Ríos o la colombiana Laguna Libros-, lo que arranca como un juego no tarda, para la narradora, en transformarse en una promesa vacua que, como una bandita elástica, el poeta tratará de extender entre los miles de kilómetros que lo separan de su amada, incluso a sabiendas de que esta, indefectiblemente, acabará por romperse.

“El español: esa era la lengua que querías que te lamiera entre los muslos”, se queja la narradora, que amalgama con astucia lo impalpable de las palabras con la materialidad candente de la carne, cuyas necesidades, de todos modos, el lenguaje nunca llega a satisfacer por completo. Y es precisamente ahí, en el lenguaje, donde la narradora encuentra las pistas de la reticencia del poeta a la hora de pasar del sexteo al sexo.

Por ejemplo, como destaca la narradora, mientras que ella escribía los encuentros sexuales en subjuntivo (“quiero que hagamos esto”), él prefería el indicativo (“estamos haciendo esto”): “La diferencia de modos verbales debió mostrarme que para él todo estaba en efecto sucediendo; que él no requería que nos encontráramos nunca en persona, sino solo así, en fantasma, cada uno en su lado del mundo, haciendo el papel del amor en el teléfono”.

Continue Reading
slot777 slot thailand slot777 https://situsterpercayaslot777.com/ slot gacor hari ini slot gacor maxwin slot deposit pulsa slot deposit pulsa tri http://sia.unidha.ac.id/repository/dosen/riwayat/login/dewajasin/ https://karanganyar.alabidin.sch.id/wp-content/shop/ https://smpabbs.alabidin.sch.id/dewajasin/ https://thehero.alabidin.sch.id/merdeka/ https://abbs.alabidin.sch.id/angkorwd/ https://gemoy99.com/jutsu/ https://alabidin.sch.id/katon/ https://platinum.alabidin.sch.id/gold/ https://stia.alabidin.sch.id/bavet/